Sentirnos BIEN es nuestro estado natural

Yo te ayudo a reconectar con él

¿ Quien soy ?

Me llamo Elvira, una aventurera y entusiasta de la vida. Tenía la vida que se suponía que tenía que tener y tenía que ser feliz. Una vida “PERFECTA” . Un trabajo, coche, amigos, casa…Pero mi alma me decía que NO, que no era mi camino, que no era feliz.

Como siempre hay un momento de inflexión en tu vida que te hace DESPERTAR de un largo letargo. Y ese “click” me hizo replantearme todas mis creencias, mis necesidades.  No era feliz, no era todo tan perfecto.  La ansiedad se hizo protagonista de mi vida, todo se balanceaba

Y PERDÍ MI EQUILIBRIO

Entonces me embarqué en una búsqueda para sentirme mejor. Me fui a la India de voluntaria en Calcuta con la Madre Teresa.  Y ya a partir de ahí, todo cambió. En el camino me encontré distintas personas que me iban llevando al siguiente paso. Me convertí en una peregrina de la vida.

Esta búsqueda me llevo a varios países: Tailandia, Singapur, India, entre otros. Visité ashrams y me formé con maestros locales, así como escuelas en España y Londres.

Y llegué a Nepal que se convirtió en mi segundo hogar. Entendía la razón de todos mis viajes estos años atrás.  Este era el lugar en el que sentí mi Felicidad, mi Equilibrio, mi razón de ser en todos los sentidos. Su gente, sus hogares, su manera de vivir la vida cambió la mía.

Allí emprendí un viaje que sigo realizando hoy. Comencé a conocerme más a mí misma, a escucharme y saber lo que quería.  

Dejé atrás “la vida perfecta” y comencé la vida imperfecta, la vida en su estado puro. Todo sucede por alguna razón.

EL YOGA y los CUENCOS TIBETANOS LLEGARON A MI PARA CAMBIARME LA VIDA.

Empecé la práctica del yoga, y viendo cómo iba transformando no solo mi cuerpo sino también mi conciencia del ser, decidí formarme como Instructora en varias disciplinas:

⇢ Mi Objetivo: Conseguir que el máximo de personas posibles sientan los mismos beneficios que sentí yo.   NO  quiero que sea una clase, pretendo que forme parte de tu vida y de tu conciencia.

Quiero que a ti también TE CAMBIE LA VIDA

Viendo la transformación que tuve en Nepal, conocí a un gran maestro que me formó en los CUENCOS TIBETANOS, siendo parte de mi camino de vida actualmente

Trabajo el YOGA desde la presencia, de forma muy profunda el cuerpo y mente.

Aplicando los sonidos de los gongs, los cuencos tibetanos, los cuencos de cuarzo, me sorprendió como aumentaba (todavía más) mi bienestar. ¿Sabías que su vibración es como el sonido de los delfines generando olfas alfa?

Cuando puedas sentir en tu interior simplemente LO QUE ERES ya no habrá vuelta atrás.

Otra de mis pasiones es navegar. Sentir la libertad, el viento y saber que en ese momento solo estoy yo y el mar. Es una sensación que me hipnotiza. Soy de las que pienso que todos nos cruzamos en la vida de los demás con algún fin y siempre enseñamos y aprendemos algo.

Me encantaría que nos cruzáramos en el camino, nos conociéramos y nos aportamos mutuamente.

No soy perfecta, soy imperfecta y me encuentro feliz siéndolo.  El yoga y la terapia del sonido de los Cuencos me han ayudado a ello. Aceptarme como soy y quien soy. 

Cuantos más buscadores, y más imperfectos seamos en el mundo más FELICIDAD habrá en el

×

Powered by WhatsApp Chat

×